Son varios millones de pesos en pérdidas. Se sospecha de una banda especializada

Masiva ola de robos de computadores en Liceos de Colina


La SIP de carabineros de la Octava Comisaría de Colina, recuperó recientemente 21 de los 32 notebooks sustraídos durante la madrugada del sábado 21 de noviembre desde el Liceo Rigoberto Fontt, y que se suman a una gran cantidad de robos similares en muchos establecimientos educacionales de la comuna, y cuyo número asciende a más de 80 computadores personales sustraídos en los últimos meses, y probablemente aún más, desde que se estableció la masiva donación de estos elementos al sistema educacional municipalizado de la comuna. Un hecho similar se registró apenas hace unas semanas atrás en el Instituto Chacabuco, donde antisociales sustrajeron al menos 10 notebooks desde ese establecimiento, y dentro de los escasos detalles entregados por la policía, se ha señalado que los antisociales habrían maniatado a un guardia de seguridad del recinto, el que sufrió lesiones, y habría sido rociado con combustible por los delincuentes.

La policía investiga estos delitos, y según los antecedentes recabados por el Heraldo de Chacabuco, hay un avance considerable en la identificación de los autores de estos hechos, no descartándose que se trate de una banda especialista en este ilícito. En la última diligencia policial, que arrojó la recuperación de parte importante del masivo robo de notebooks en el Liceo Rigoberto Fontt, se allanó un domicilio particular en el sector de Los Robles, pero no se efectuaron detenciones. Hasta el momento, la policía no ha entregado mayores detalles de las diligencias, pero se afianza la tesis sobre una banda organizada que actúa en los establecimientos educacionales de la comuna de Colina. Pese a la falta de detalles cuantitativos en torno a esta investigación, los establecimientos afectados por robos de este tipo son Liceo Esmeralda, Liceo Rigoberto Fontt, Colegio El Algarrobal, Colegio La Puerta y el Instituto Chacabuco, algunos de ellos, en forma reiterada.

Implementación tecnológica con aportes privados

Más de 400 notebooks han sido donados a Colegios y Liceos de Colina

Gracias a los aportes de Angloamerican Chile, y las inversiones propias del municipio y la Corporación de Desarrollo Social, se entregaron en los últimos años, más 400 notebooks a los colegios y liceos municipalizados, particularmente para el uso docente, y en pos del avance de la implementación tecnológica que ha impulsado la autoridad. Consultados sobre ello, en particular el Alcalde Mario Olavarría, señaló que lamenta el hecho reiterado de estos robos, y que el compromiso será reforzar la seguridad de los establecimientos educacionales en los inmediato. Sobre los temas policiales, el edil indicó que “espero que las investigaciones den un resultado pronto, y que se pueda desbaratar a la banda que comete estos delitos, cuyo daño a los avances educativos que impulsamos es muy grave” añadió.

 

 

 

Corporación de Educación

“Seguiremos avanzando en la implementación tecnológica en la comuna”

Aunque no se entregaron detalles de las pérdidas por robo de computadores, la Corporación de Educación, a través de su Directora Ada Luz Silva, señaló que “esto no será un impedimento para seguir implementando con tecnología los establecimientos educacionales”, destacando el éxito de la reciente feria tecnológica educativa 2009, realizada precisamente en el Instituto Chacabuco, uno de los establecimientos afectados por robo. Si bien no desestimó el monto de los robos, cuyo monto supera ampliamente los 5 millones de pesos, la directiva de la Corporación de Educación indicó que “confiamos en la acción de la policía y la justicia”, ante los hechos que han afectado los colegios y liceos, y que sólo en forma parcial se han recuperado.

Sobre el estado de los notebooks, eventualmente dañados en los robos, y según fuentes cercanas a la policía, muchos de ellos inhabilitados incluso antes de ser robados, la autoridad de educación señaló no tener mayores antecedentes, reiterando que las pérdidas son significativas, pero que no son un impedimento para seguir avanzando en el uso de la computación y la tecnología en los establecimientos educacionales.